Ana Garcia Novo

Compartir

Todo esto es lo que te ahorras con tu híbrido enchufable

  • 2'

  • 1 fotos

Los vehículos híbridos enchufables son especialistas en aunar prestaciones y ahorro. Estos automóviles hacen lo mismo que un coche convencional, pero su consumo es más reducido porque permiten utilizar un motor eléctrico. Gracias a ellos, prestaciones y eficiencia nunca han estado tan unidas en nuestras carreteras.

El consumo medio de los coches híbridos enchufables es considerablemente menor que el de los convencionales

Sí, los coches híbridos enchufables pueden hacer lo mismo que los convencionales y mucho más. La posibilidad de elegir entre diferentes modos de conducción los convierten en una posibilidad real a la hora de ahorrar durante nuestros viajes. Esto se debe a que combinan su motor de combustión interna con otro eléctrico, que permite circular sin consumir carburante y sin emisiones.

Gracias a esta característica, el consumo medio de los coches híbridos enchufables es considerablemente menor que el de los convencionales. A esto contribuye la posibilidad de circular en modo eléctrico durante 50 kilómetros.

En el caso del Passat GTE, recorrer 50 kilómetros en modo eléctrico cuesta alrededor de un euro y 20 céntimos. Hacerlo con un vehículo convencional de gasolina nos puede llegar a costar más del doble.

Algo similar sucede con las emisiones de los coches híbridos enchufables, que son inferiores a las de los vehículos tradicionales. La posibilidad de circular en modo eléctrico sitúa por ejemplo las emisiones medias de este Passat GTE en tan solo 37 gramos de CO2 por kilómetro.

Todo este ahorro en consumo y emisiones ha convertido a los coches híbridos enchufables en una alternativa perfecta para circular tanto por ciudad como por carretera. Su autonomía, similar a la de los vehículos convencionales, tiene mucho que ver con la versatilidad de unos vehículos que son cada vez más populares.